La portada del Evangelio, en la fundición

Comparte este artículo en

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Avanza la construcción de la portada principal de la Catedral de Burgos. Terminado el diseño, Antonio López ha enviado el trabajo a la fundición.  

La puerta que ha entrado en la fase final de construcción está dedicada a la Virgen. María es una joven que transmite una gran dulzura, en la que se va a obrar el misterio de la Encarnación. A su alrededor, el significado de ese pasaje, representado al detalle. El resultado es una obra de arte colosal que probablemente esté finalizada antes de que termine el año. 

También avanza la creación de la puerta que representa al Niño Jesús, encarnado en un pequeño de mirada inocente y sana. Lleva una cruz en su mano y a su lado aparece el árbol de la Sabiduría, que crece en las tierras de Burgos. Esta representación destaca por la ternura y la minuciosidad que se aprecia en cada milímetro de la composición.  

La última puerta que se construirá será la principal, que representa a Dios Padre. Antonio López recupera en su propuesta el mensaje original del templo. Con su obra, imprime el mejor arte contemporáneo en la Catedral. Un monumento que ha sabido compaginar los distintos estilos artísticos de forma magistral a lo largo de los siglos.  

Comparte este artículo en

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn